La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

“MENOS APALANCAMIENTO, MENOR PESO DE LAS FINANCIERAS. ASÍ SERÁ EL FUTURO”...G20 Y EL CABALLO DEL MALO

Moisés Romero -  Martes, 26 de Enero

ilustracionUsted, como yo, ha leído en las últimas horas cosas como estas. "Berlín acogerá el próximo mes de mayo una cumbre del G-20 con el objetivo de acercar posturas con vistas a instaurar una nueva reglamentación del mercado financiero."..."La canciller alemana, Angela Merkel, pretende organizar una conferencia internacional con ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 para consensuar una futura regulación de la banca y los mercados financieros."...""El Comité de Estabilidad Financiera, encargado por el G-20 de coordinar la regulación nacional en respuesta a la crisis económica, acogió con satisfacción las propuestas estadounidenses para limitar el tamaño y las actividades comerciales de los bancos. Las propuestas están en un rango de opciones que el comité está estudiando, mientras aborda el riesgo de que los bancos sean "demasiado grandes para caer", indicó en un comunicado el FSB (por sus siglas en inglés)."... Estas y otras historias, o leyendas, más se escribieron, dijeron y airearon justo hace un año, cuando terminó la Madre de Todas las Cumbres del G20. Sí, un año después todo sigue como estaba, incluso peor, en el Entramado Financiero Global. Los prohombres tienen miedo, claro, porque los pocos bancos que han quedado en pie son más peligrosos, más voraces. El mundo, en fin, no puede estar en manos de ellos. En eso coincidimos una inmensa mayoría

Pero los Organismos Internacionales van tan lentos a la hora de predecir, examinar y decidir, que al final todo puede saltar por los aires. Digo que hace 365 días el responsable económico de la Unión Europea hizo bosquejo de los cambios que se van a producir en un futuro inmediato: menos apalancamiento, con menor peso del sector financiero en el crecimiento, más atención sobre la deuda pública y tipos de interés (spread de riesgo) más altos. También más regulación sobre los mercados de derivados y vehíт­culos de riesgo. O sea, unas Bolsas más acotadas y con menor potencial de rentabilidad. Todos nos preguntamos en enero del año pasado: ¿el G20 ya ha tomado medidas o sólo lo dejó escrito en el papel? Los movimientos de las Bolsas desde entonces han dejado dejan vacías de contenido estas premisas.

*El Gran Rebote iniciado el 9 de marzo no tiene precedentes en la historia. De nuevo, una reacción muy exagerada. Es más, este fenómeno es el que soporta la teoría de los “brotes verdes”

*Los bancos han sido los mentores y protagonistas de este Rebote Histórico

*La Fed ha vuelto a permitir contabilidad creativa. O sea, que los resultados que dicen ser no son los que dicen ser

*Los futuros y derivados siguen copando toda la actividad de los mercados

*Las empresas que estaban muy endeudadas siguen muy endeudas, porque lejos de adelgazar lo que han hecho ha sido refinanciar sus deudas

*Los Estados emiten títulos a diestro y siniestro

*Los hedge fund hacen y deshacen a su antojo

*Warrants y demás instrumentos de casino bursátil siguen como estaban

*Nada ha cambiado en el encuadre de las Bolsas. Siguen como estaban

*El capitalismo que algunos habían enterrado sigue más vivo que nunca

*La UE descarta crear un regulador para el mercado de derivados. (A pesar de los recelos de los inversores estadounidenses a que la Unión Europea adoptase una postura sobrereguladora del sistema financiero, Bruselas se muestra menos restrictiva que el Gobierno de Barack Obama en cuanto al control sobre el mercado de derivados. La estandarización de los contratos y la creación de una base de datos que permita conocer el número y volumen de los intercambios comerciales son las principales propuestas del comisario del Mercado Interno, Charlie McCreevy, para mejorar la transparencia en el sector y evitar operaciones de alto riesgo que afecten a todo el sistema).

Terminaba sin hablarles del Caballo del Malo como ejemplo de este fenómeno. Lo más ingenioso que he encontrado es: “Si hablamos de cine, el caballo del malo es toda una leyenda. Ha participado en mas de 300 películas, siendo siempre retintado para que no se notase que utilizaban siempre al mismo caballo. Según las estimaciones de los productores, que el caballo nunca atrapase al bueno reducía en un 192% los costes de la película, la hacía más interesante y más idónea para ir al cine con tu novia y meterla mano.

El caballo del malo, como últimos coletazos de su carrera cinematográfica, trabajó en la serie Pipi interpretando al caballo de esta, Pequeño Tío. Esto y la pintura blanca con manchas negras de alquitrán tóxico que le aplicaron provocó su inminente pokemonización y huida a la misma cueva donde se esconde Wally cuando quiere hacer sudokus.”
http://www.frikipedia.es/friki/El_caballo_del_malo

Lo más leído hoy en La Carta