La Carta de la Bolsa La Carta de la Bolsa

¿HACIA EL ESTRANGULAMIENTO DE LA PRODUCCIÑ“N MUNDIAL DE PETRÑ“LEO?

Redacción -  Viernes, 20 de Agosto ilustracionPor GERMÁN GORRAIZ LOPEZ Continuación de la dependencia energética del petróleo: El consumo mundial diario de petróleo sería de 30 mil millones de barriles al año, (casi el doble de las reservas petroleras de México) lo que equivale a a decir que cada medio año, el mundo fagocita las reservas de un país petrolero importante y las energías alternativas todavía necesitan enormes subsidios como para ser viables en los países en vías de desarrollo , lo que aunado con que la tecnología del hidrógeno ( especie de piedra filosofal que resolverá los problemas energéticos de la Humanidad), es todavía incipiente y la inercia de los activos petroleros no permitirá que las grandes compañías abandones sus equipos e infraestructura actual , hará que la economía mundial siga gravitando sobre la dependencia del petróleo. El gas se presenta como el único sustituto ante una presunta escasez de petróleo, pero este recurso también sigue el mismo camino de inestabilidad y su declinación es tan solo unos años después que la del petróleo, por lo que algunos países ya cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses, y otros ya están tomando tímidamente medidas de ahorro de energía.

Así ,El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció que el Gobierno norteamericano reducirá sus emisiones de gases con efecto invernadero un 28% para 2020 y de alcanzarse el objetivo fijado, supondría ahorrar 250 millones de barriles de petróleo para 2020 y en China, se habría fijado el Plan Energético Quinquenal como objetivo reducir la dependencia del carbón y del petróleo en el 2010, aunque según Greenpeace con un “insuficiente incremento de las energías renovables del 1%) , en un país donde el carbón cubre el 70% de las necesidades energéticas y si continúa la tendencia actual, la combustión actual de carbón se duplicará en 15 años .

Estancamiento de la demanda del crudo debido a la continuación de la Crisis económica hasta el 2012: La OPEP estima que la demanda de petróleo se redujo un 1,6% en 2009 debido a la caída de la actividad industrial que provocó la crisis de la economía global y para 2010. estima que la necesidad de petróleo aumentará en 800.000 barriles diarios ,con un consumo de 85,1 millones de barriles al día, debido a   los los problemas de algunos países de la eurozona como Grecia, la corrección de los mercados de renta variable, la subida del dólar y las dudas sobre el ritmo de recuperación de la economía mundial.

. En cualquier caso, la recuperación y la demanda estarán lideradas por países emergentes como China, pues su   demanda de petróleo no ha dejado de crecer vertiginosamente llegando en la actualidad a unos 8.200 mb/d (9,72%) frenta a una producción de 3.860 mb/d, lo que hace que sea netamente importador de unos 4.340 mb/d. ( cerca del 10% del total comercializado en el mercado) y para el 2010 China incrementará su demanda petrolera en 0,4 millones de b/d, (número que significa un 50% del total del incremento mundial de consumo petrolero para este año y convertiría a China en el segundo consumidor mundial ).

Inicio del declive mundial en la producción del crudo:  Según la Asociación para el Estudio del Petróleo y el Gas, (ASPO) ,la producción mundial de petróleo habría iniciado ya su declive, fenómeno que se explica por medio de los métodos de análisis del geólogo King Hubbert sobre la producción de petróleo de los Estados Unidos, método conocido como la “curva de Hubbert”. Hubbert, calculó en 1956 con extraordinaria precisión, la fecha en que los Estados Unidos no podrían producir más petróleo aunque se perforarán más pozos, proceso de disminución que continúa y provoca que Estados Unidos requiera importar cada año más petróleo.

La producción actual de petróleo proviene en más de un 60% de campos maduros,(que tienen más de 25 años de ser explotados de manera intensiva) por lo que las nuevas prospecciones se realizan en regiones más remotas, con mayor coste productivo y menor rentabilidad, amenazando en muchas ocasiones a reservas y parques naturales y siendo el desfase entre el consumo mundial y los descubrimientos de nuevas explotaciones abismal , en una proporción de 4 a 1.

Según los expertos , el tiempo necesario para poner en marcha a pleno rendimiento un yacimiento es de alrededor de 6 años, por lo que cualquier descubrimiento no podrá entrar en operación hasta después del 2010 y a modo de ejemplo, los nuevos proyectos de infraestructura petrolera de extracción de crudo considerados como “grandes,”(aquellos de mas de 500 millones de barriles), en Arabia Saudí para el 2010 son inexistentes, a pesar de ser el mayor productor del mundo con alrededor de 9.5 millones de barriles día. Así, la producción mexicana también llegará a su cénit en el 2010, pues el principal yacimiento de México es el Cantarell, (que genera las dos terceras partes de la producción mexicana )tiene fecha de caducidad , con los consiguientes efectos colaterales en los ingresos del Estado.

En el caso de Rusia, ya diversos estudios han advertido de que a finales de la primera década del Siglo XXI, este país,(que ha llegado a ser inclusive primer productor mundial de petróleo en periodos del año 2007) podría entrar en una situación de meseta y posterior declive por culpa de las tecnologías obsoletas y del agotamiento de los yacimientos ( en el primer trimestre del 2009, la producción bajó un 0,3% ) y los efectos colaterales de este declive productivo en los países consumidores serán especialmente severos pues llevará aparejado una constricción de las exportaciones todavía mayor, con lo que la UE que consume el 30 % del petróleo ruso deberá acostumbrarse al chantaje energético de Putin.

En cuanto a Irán, posee, según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas, pero al parecer carece de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos y la industria petrolera iraní necesita una urgente inversión multimillonaria pues corre el peligro de sufrir un deterioro irreversible y de acuerdo con el quinto plan quinquenal (2010-2015) puesto en marcha por el régimen, el Gobierno está obligado a invertir unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasística, pero el contencioso nuclear con EEUU y las posibles sanciones en forma de inanición financiera exterior podrían dejar obsoleto dicho plan.

Por último, Venezuela le vende a los Estados Unidos 1,5 millones de barriles diarios de crudos por razones de cercanía geográfica ( la navegación de los buques petroleros hacia ese país dura 5 días, a Europa son 14 días y al Lejano Oriente son 45 días lo que hace que los fletes sean prohibitivos ) . Sin embargo, según las cifras de la Agencia de Información de Energía de EE.UU, en octubre del 2009 las exportaciones a EEUU cayeron un 16,6 por ciento , iniciando la nueva política de la Administración Obama que conjugaría la ayuda económica y la firma de acuerdos preferenciales con países amigos (México, Brasil, Chile y Argentina) con el Boicot comercial y el aislamiento en los Foros Internacionales de los regímenes de corte populista-progresista (Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia) para lograr la desestabilización de sus regímenes, convirtiendo de paso a Colombia en el portaaviones continental de EEUU.

Posible estrangulamiento de la producción de crudo: El estancamiento del precio del crudo (a pesar de los sucesivos recortes de producción por parte de la OPEP) debido a la severa contracción de la demanda mundial y a la huida de los brokers especulativos , imposibilitará a los países productores conseguir precios competitivos (rondando los 90 $)  que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones,lo que   podría dibujar un escenario de estrangulamiento de la producción mundial del crudo , una vez superada la actual crisis económica global en el horizonte del 2018.

Ello originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas, lo que aunado con la aplicación de restricciones a la exportación de los principales productores mundiales para asegurar su autoabastecimiento terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial   que afectaría especialmente a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Egipto, India, China, Bangladesh y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 1.000 millones actuales a los 2.000 millones estimados por los analistas.




[Volver]
Lo más leído hoy en La Carta